El sentido común en los negocios

Por: Pepe Couch

El sentido común aplicado a los negocios, nos dice lo siguiente:
- Que debemos iniciarlos a un tamaño que podamos controlar y que mientras aprendemos del mismo podremos irlos creciendo poco a poco.
- Que no podemos gastarnos el dinero de las ventas porque lo necesitamos para reponer mercancía;
- Que todo negocio lleva un proceso y que a cada paso hay que darle su tiempo.
- Que si no satisfacemos las necesidades que nuestros clientes esperan de nosotros buscarán otro negocio donde sí las obtengan.
- Que en el camino al éxito siempre hay imponderables que están fuera de nuestro alcance pero que no debemos amedrentarnos por ellos.
- Que las cosas no se pueden hacer solas, que tenemos que actuar sobre ellas, haciéndolas o dirigiéndolas, para que se concreten.
- Que siempre necesitaremos de los demás para tener éxito en los negocios y que debemos ser justos con ellos, tratándolos bien y pagándoles lo correcto.

En general, el sentido común nos dice que tanto en lo personal como en nuestros negocios debemos poner bien los pies en la tierra, manteniendo nuestro corazón y nuestra mente en el "cielo".

También nos dice que debemos entender que la realidad es muy diversa, amplia y completa; que hay necesidades terrenales, emocionales, mentales y espirituales que podemos satisfacer; que la vida es en doble sentido: dar y recibir, y que satisfaciendo las necesidades de otros, tarde o temprano podrán satisfacerse las necesidades propias; que los entornos están cambiando, pero que por muy malos que parezcan siempre tienen su lado bueno y se les puede sacar provecho; que aprendamos de los errores y evitemos "tropezar varias veces con la misma piedra".