Dirección empresarial con Pensamiento Sistémico

Por: Los editores

Contrario al management lineal existe un nuevo método con la que están direccionando muchas empresas actualmente, hablamos del Pensamiento Sistémico o "Management Sistémico"

Se trata de "un modo de pensamiento que considera el todo y sus partes, así como las conexiones entre éstas. Estudia el todo para comprender las partes".

Es decir, ver a la empresa desde una perspectiva más amplia donde se tienen en cuenta las relaciones mutuas de sus diferentes partes, contemplando las variaciones que tienen.

Esto rompe con el estudio tradicional que se hacían en las empresas, donde mediante el análisis se fragmentaban cada una de las partes para después volver a unirlas, sin considerar las relaciones que existían entre ellas.

En el Pensamiento Sistémico se trata de reconocer que "cualquier acción en una de sus partes tiene múltiples repercusiones en el resto, apreciables o no, y en momentos diferentes".

Un ejemplo podría ser el de aquellas empresas que no consideran a los clientes como parte de su propio sistema de organización.

La interrelación que existe entre la empresa con clientes, proveedores, gobierno, fabricantes, distribuidores, etc., son parte esencial del sistema, y "su actuación afecta y es a la vez afectada por el sistema organizativo en su totalidad".

Algunos de los criterios que se consideran en el pensamiento sistémico son:
- Las soluciones que son buenas a corto plazo pueden ser perjudiciales en el largo plazo.
- Las cosas siempre mejoran antes de empeorar.
- La optimización de una de las partes puede perjudicar al conjunto.
- Componentes e interrelaciones, están en permanente cambio. Tienen variabilidad natural. No debemos intentar modificar resultados que son producto de esta variabilidad natural del sistema.
- Los problemas de hoy son las soluciones de ayer.
- Las soluciones fáciles nos conducen al punto de partida o peor.

En realidad Pensamiento Sistémico, es un método que utilizan principalmente las grandes empresas para el estudio de los problemas que se presentan en cualquiera de sus áreas. Lo utilizan para mejorar su productividad, mejorar el ambiente laboral, etc., con lo cual mejoran su capacidad para afrontar las dificultades y principalmente logran alinear los objetivos personales con los objetivos de la organización.